martes, 29 de mayo de 2012

Los Precursores. DISDERI



André Adolphe Eugène Disdéri, (Francia,1819-1889),
 fue un fotógrafo francés, dedicado al paisaje, retrato, desnudo y reportaje. Disdéri es uno de los grandes representantes del retrato fotográfico popular, de corte academicista (fotografía academicista).
Llegó a tener, por aquel entonces, el estudio más grande e importante de París, instalado en 1854. Tras unos inicios poco exitosos en el campo de la pintura, hacia 1854, empezó su carrera fotográfica haciendo daguerrotipos, pero ganó gran fama cuando patentó una cámara fotográfica con una modificación que lo llevaría rápidamente a la obtención de una gran fortuna. Esta cámara estaba dotada de varios objetivos (6, 8 y hasta 12 en algunos casos, en vez de la cámara tradicional de un solo objetivo). Esta modificación le permitió impresionar, en la misma placa donde antes sólo cabía una única imagen, hasta 12 pequeñas fotografías de cerca de 9 x 6 centímetros. Así patentó lo que llamó «Carte de visite portrait» (retrato «tarjeta de visita»), cuyo éxito fue instantáneo.

Abrió temporalmente negocios en Madrid y Londres, además de París. Sus talleres eran de dos pisos (en el primero se hallaban los almacenes, la sala de espejos y la de enmarcados, mientras en el segundo piso se hallaba el estudio donde se hacían los retratos, una elegante sala de espera y el laboratorio de revelado). También había un taller fotográfico para positivar copias de gente conocida y comercializar esas copias.
Se hizo multimillonario pero dilapidaba el dinero que ganaba. Fue el responsable de la ruina de muchos otros fotógrafos, pero los otros aprendieron y aplicaron sus mismas técnicas comerciales, lo que le llevó a su ruina. Acabó haciendo fotos ambulantes y murió sordo y casi ciego en un sanatorio público de Niza.

La tarjeta de visita retrato
En 1854 Disdéri patentó el sistema de positivado de diez fotografías en una sola hoja. Una vez cortadas las imágenes se montaban sobre tarjetas de 6 x 9 cm aproximadamente (medida convencional de las tarjetas de visita de la época). En las diversas «Cartes-de-Visite» el personaje solía aparecer retratado en diversas poses, captadas por cada uno de los diferentes objetivos de la cámara.
Entre sus múltiples y productivos encargos, fue el retrato de Napoleón III de 1859, el que lo consagró y lo llevó a la fama. Este hecho,  combinado con el bajo precio de estas fotografías, provocó que el daguerrotipo pasase de moda, y su formato "tarjeta de visita" se hizo famoso en Europa y en los Estados Unidos.
Ahora el burgués podía llevarse varios pequeños retratos al precio de una única placa, luego los firmaba y llenaba con sus datos personales, repartiéndolos entre la gente de su clase a modo de presentación personal, como hoy se hace con las tarjetas personales.
En España, entre los años 1860 y 1870, la mayor parte de los fotógrafos realizaban retratos en el formato "tarjeta de visita". Por ejemplo, el destacado fotógrafo J. Laurent, que realizaba y vendía "retratos en tarjeta".
La popular «Carte-de-Visite» tuvo larga vida, y sólo fue desapareciendo después de 1880. La firma inglesa Windsor & Bridge Co. popularizó otro formato que también tuvo éxito: el formato Cabinet, de 10 x 15cm, para las fotografías «familiares». Pero en España este otro formato se conoció como "tarjeta álbum".








Disdéri se consideraba así mismo un artista de carácter academicista (fotografía academicista). En sus retratos recurre al atrezzo para mostrar el oficio del retratado, en detrimento de su personalidad -aparece así el escritor en trance rodeado de libros y papel mientras escribe, el pintor con sus pinceles y caballete en plena tarea, al científico con sus instrumentos. Recurre por ello a fotografiar al retratado de cuerpo entero, olvidando su rostro, para incluir todo el atrezzo. De esta manera Disdéri retrataba arquetipos más que a personas, es el retrato, conforme al academicismo, propio de la época. Por ello fue denostado por algunos historiadores.
No sólo practicó la fotografía sino que incluso fue un teórico de la misma. En su libro El Arte de la Fotografía de 1862, señala que para que un retrato fotográfico pueda ser considerado con valor artístico ha de cumplir con los siguientes elementos: - Fisonomía agradable, - Nitidez general (nada de juegos de luces y sombras), - Proporciones naturales, - Detalles en los oscuros, y - Belleza.
Fue uno de los pioneros en practicar el desnudo fotográfico de corte erótico, lo cual fue un gran éxito comercial para Disdéri.








                                    Coco Pearl, 1854




                                         El príncipe Napoleón
                   José Carlos de Pablo (1822-1891), sobrino de Napoleón Bonaparte, conocido  
                   comúnmente como el príncipe Napoleón. Se convirtió en un pretendiente al 
                         trono después del fallecimiento del único hijo de Napoleón III en 1879.
                                                            Napoleón III
                                 La Emperatriz Eugenia de Montijo, esposa de Napoleón III



                                                       

                                                        Teresa Milanollo. 1862
                                                            Marie Laurent. 1888-1889






LA COMUNA DE PARÍS (1871)
http://www.nodo50.org/arevolucionaria/Articulosoct02/lacomuna.htm

http://www.youtube.com/watch?v=X_DYr9SL20o
http://www.youtube.com/watch?v=niVMp5G007s&feature=related

         Restos de barricadas obreras

      Las tropas represoras rinden homenaje a la columna de la Vendome, símbolo del Imperio Francés,
     derribada por los obreros revolucionarios



      Las fuerzas represoras posan frente a las ruinas del Pont de Sèvres, dañado durante la guerra social.
   
                Miles de obreros revolucionario fueron fusilados sumariamente a las puertas del cementerio  
                                                                          de Père Lachaise.


                         Una esquina de París en ruinas
    Adolphe Thiers, político liberal-conservador que negoció  una alianza para derrotar al gobierno proletario de la Comuna, con el gobierno de Prusia, (con quien Francia estaba en guerra).  A  cambio de concesiones para Prusia, el canciller prusiano, Otto Von Bismarck, liberó  presos de guerra franceses para que pudiesen ayudar en la represión contra los obreros revolucionarios.
      Más de 100 mil soldados invadieron la  ciudad de París. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario