martes, 19 de junio de 2018

PAOLO PELLEGRIN. Ruanda, 2004-II

 Un gacaca (tribunal local). Antes de comenzar la sesión, las personas rezan en
 memoria de las víctimas.

   Jueces deliberando. Los jueces son los miembros más respetados de la comunidad.

Un miembro de la aldea  dirigiéndose a la corte durante una sesión del gacaca

Suleman Muriandabigwi,  asesino  prisionero en la cárcel de Rilima, acusado de genocidio,  identificando el lugar donde enterró a sus víctimas.



  En un gacaca. Jean Marie Nsabimana, de 36 años, huyó al Congo en 1994 
y regresó en 1996. Niega toda participación en las masacres y acusa a su 
vecino Thomas de haber robado sus cabras.

 Thomas, liberado de la prisión en 2003 después de confesar el asesinato de un hombre, acusa a Jean Marie Nsabimana de haber participado en el asesinato.


 Antoine Ntizikwira, 51 años. Ha estado en prisión desde 1995. Fue sentenciado a cadena perpetua por genocidio. Él confesó solo dos asesinatos. Dijo que los mató porque "eran tutsis".


 Zacharia Nunyaharange, 64 en la prisión estatal de Rilima. Condenado a cadena perpetua por cargos de genocidio. Él confesó haber matado a cuatro de los hijos de su vecino.

 Dos prisioneros en la cárcel de Rilima

 Prisioneros y guardias fuera de la prisión estatal de Rilima.


   Misa dominical en la iglesia de Nyamata.


Memoriales del genocidio
  Memorial de la iglesia de Nyamata. Recientemente se encontraron cuerpos exhumados en una fosa común cerca de Nyamata.

 Interior  de la iglesia conmemorativa de Nyamata. Dos colegialas dentro del memorial donde se muestran cuerpos recientemente exhumados.

  Región de Nyamata. Iglesia  de Ntarama. Memorial  del genocidio.

El guardián de la iglesia de Nyamata, Tharcisse Mukama es un sobreviviente de 74 años. Él tiene una infección respiratoria debido al olor de los cadáveres. Durante el genocidio, se escondió en un pantano pero dos de sus hijos fueron asesinados.

Murambi
Memorial  de Murambi. Más de 50 000 personas fueron asesinadas aquí. 850 cuerpos han sido exhumados y se muestran en el sitio.
  Ropa que perteneció a las víctimas del genocidio.


  Emmanuel Murangira, 48 años, guardián del memorial de Murambi.

Dos sobrevivientes y guardianes del memorial a Murambi. Vestine Ndikuryayo, 34 años. 42 personas de su familia fueron asesinadas. Ella ahora vive sola con 3 hijos. Emmanuel Murangira, 48 años. Fue herido por una bala en la cabeza Los asesinos creyeron que murió en la escuela donde mataron a su esposa y sus cinco hijos.

Vestine Ndikuryayo, 34 años, guardiana del memorial de Murambi. 42 personas de su familia fueron asesinadas. Ella ahora vive sola con 3 hijos.

LA IMAGEN DEL SIGLO-INDICE

No hay comentarios:

Publicar un comentario