miércoles, 29 de febrero de 2012

Los precursores. CONSTANTE FAMIN

CONSTANTE FAMIN (Francia, 1827,1888)

Famin es uno de los muchos fotógrafos que han hecho la peregrinación al bosque de Fontainebleau, adonde viajó por lo menos dos veces. En contraste con muchos de sus contemporáneos que se especializaban en forma horizontal o temas figurativos, las fotografías de Fontainebleau de Famin muestran un alcance excepcional, la exploración de los estudios en animales, escenas de la vida rural y, por supuesto, representaciones de la propia selva con la misma facilidad. Aquí Famin captó la grandeza y la belleza prístina del bosque de Fontainebleau, cómo una figura solitaria se pasea entre los árboles elevados hacia el cielo como el aumento de las columnas de una catedral. Es una imagen tranquila, contemplativa, pero también un engaño. Cuando Famin produjo esta fotografía, el bosque de Fontainebleau había dejado de ser el refugio exclusivo de los artistas que alguna vez había sido. El establecimiento de una línea ferroviaria en 1849  había transformado Fontainebleau en un destino turístico popular para los visitantes a un día de París, en busca de un escape de los confines de la ciudad. La soledad evocada en este trabajo ha sido en gran parte una cosa del pasado.





                                                       Río en el  bosque

                                                                     1865

     Théofile Gautier cerca del Mare aux Fées (Estanque de las Hadas), entre 1865 y       1870

                                                                      1870

                                                                   1874





Los precursores. EUGÈNE CUVELIER IV

La tormenta. Fontainebleau, 1860







            Barbizon, en los primeros años de la década de 1860


                 Granja en Barbizon, en los primeros '60.
               


                                      Granja del Castillo de Fleury, Enero de 1862




                          Almenas de Arras, 1860






Los precursores. EUGÈNE CUVELIER III





                       Niebla en el bosque




















Los precursores. EUGÈNE CUVELIER II













Los precursores. ADALBERT Y EUGÈNE CUVELIER

Adalbert Cuvelier


                               Alrededores de Arras, 1852 
                  Efecto de bruma, cerca de Arras, 1852
          A lo largo del Río Scarpe, cercano a Arras, 1853



                                        Paisaje con río y pueblo, Arras ,1853


Eugène Cuvelier
                Fampoux, cerca de Arras, 1860's



 Eugène Cuvelier (1837-1900)

Pintor de formación, Eugène Cuvelier se inició a la fotografía junto a su padre,  Adalbert Cuvelier. Por mediación de Camille Corot, descubre el bosque de Fontainebleau y entabla amistad con Théodore Rousseau y Jean-François Millet. En 1859 se casa con Louise Ganne, la hija del propietario del hostal, lugar de encuentro de los artistas de Barbizon. De ahora en adelante ya no se irá del bosque, adquiriendo un íntimo conocimiento de los lugares que nutren su inspiración y le permiten ofrecer vistas de un Fontainebleau secreto, salvaje, en el que las malezas cubren los senderos, donde, como aquí, árboles torcidos se erigen entre las rocas. Eligiendo puntos de vista originales, Cuvelier inventa un nuevo paisaje de Fontainebleau.

Paseante incansable, sabe esperar su hora y dedica un atento esmero a la luz. El uso de negativos papel proporciona a sus revelados una profundidad y un aterciopelado que suavizan los volúmenes y difuminan los contrastes. Sus fotografías evocan, por la representación de una naturaleza vacía de cualquier presencia humana, algunos paisajes de Gustave Courbet. En efecto, los vínculos que unen Cuvelier al bosque de Fontainebleau, su manera de amaestrar los lugares, de dar de ellos una visión a su vez personal y fiel, evocan las relaciones que había establecido el pintor en Ornans, con su tierra natal.